Sin hogar y con tres hijos, madre logró graduarse en la universidad. La homenajearon con un mural

Una mujer se ha ganado la admiración de muchos al lograr terminar la universidad su maestría a pesar de tener hijos y no tener hogar y tener que vivir en refugios.

Se trata de Crystal Alleton, a quien la vida la ha puesto a prueba con muchas adversidades, pero no se desenfocó de su meta en el camino, con todo en contra con mucha voluntad.

El alma mater decidió hacerle un homenaje a la joven madre soltera de 3 hijos, con un mural realizado 5 años después de que esta se graduara en la Western Governors University, Washinton, Estados Unidos.

“Esta no es solo mi cara en la pared. Rezo para que sea un faro de esperanza y aliento para todos los que pasan y todos los que lo ven en todo el mundo como la gente comparte”, comentó Allenton.

“Quería un futuro mejor para nosotros, así que, no bromeo, encontramos un lugar seguro para vivir, y mi siguiente paso fue tomar el examen de ingreso a la universidad“, agregó.

La joven empezó la carrera cuando tenía 30 años y trabajaba en varios lugares para poder sustentar a la familia, pero en su último año, se vio en situaciones muy dificultosas y fue de tal manera que se vio en la necesidad de irse a vivir a un refugio para personas que no tienen hogar.

“Fue devastador estar en este lugar de ‘¡estoy tan cerca!’, e incluso el simple hecho de poder conseguir una cama en el refugio fue una gran hazaña. Sabes, hubo momentos en los que lloraba y oraba y me preguntaba qué nos iba a pasar”,cuenta.

“Quería que mis hijos vieran que puedes ser ambicioso y que también puedes luchar. Ya sea que se queden despiertos hasta más tarde mientras ellos están en la cama para hacer sus tareas, o que trabajan mientras toman la siesta, todo se trata de tiempo de calidad con ellos y de mostrarles que puedo ser mamá y que también puedo ser una persona que valora la educación”, dijo.

“Definitivamente (mis hijos) han sido mis mayores porristas, seguro. Y sé que están muy orgullosos de mí”, expresó.

Esto merece la pena ser compartido!