No se dió cuenta

No sé que está sucediendo con algunas mujeres de nuestro país, al parecer el agua o la comida les está causando una serie de problemas en el cerebro que no las deja pensar bien.

Sencillamente hay cosas que no tienen ni pie ni cabeza y con el siguiente caso, el resultado de una irresponsabilidad la tuvo que pagar una pequeñita.

En Hato Mayor, una mujer se dió un jumo tan grande que no se percató que entraron a su casa y se llevaron a su infante.

Esto ocurrió en las Plabas del Valle el 29 de noviembre y los vecinos no salen del asombro.

Por el hecho tienen a un tal Luisito Jiménez, quien está viculado con otra situación San Pedro de Macorís y de allí se fue a Hato Mayor haciendo lo mismo. ¡QUE BARBARO!

MIRA EL VIDEO AQUI