Nunca fue feliz y pide que cuiden a su madre

Esta fue una decisión pensada hace mucho tiempo, producto de muchas depresiones”.

Así inicia el manuscrito dejado por el coronel de la Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD), Rolando Martínez Martínez, encontrado en el interior de su vehículo.

El caso continúa en investigación. Añade que “se pudo observar que el cadáver no tenía señales de defensa, lo que aparentemente “deja demostrar” de que fue de forma voluntaria”.

En la carta, el oficial menciona los nombres, con números telefónicos de las personas a las que se deben llamar para que ejecuten sus instrucciones.

Narró que la decisión de acabar con su vida fue muy pensada desde hace tiempo, “producto de muchas depresiones que siempre me afectaban, esta última fue aplastante y no supe manejarla”. También atribuye su decisión a su débil carácter desde niño para enfrentar cualquier adversidad.“Nunca supe enfrentar la situación difícil y lamentable, era por fuera de hierro y por dentro de azúcar”, afirma.

Pide a un vecino que suelte los perros para que no mueran de hambre amarrados, y a dos gatas, en especial la amarilla. “Mi vida se me hacía imposible, cada día era una tortura, la mente de cada quien es individual y nadie sabe lo que uno piensa, perdón a todos, en especial a mi madre, que tanto la quería, cuídenla bien”.

Esta carta deben leerla en presencia de todas las personas que menciono y dijo que se debe cumplir la voluntad de lo escrito en la carta. Además estoy sin funciones, con estrecheces económicas, compromisos y deudas. De la pensión que le correspondería instruye a que le sea otorgada a su madre, o a su único hijo. Pide que llamen a la madre para que reciba los sueldos por años que pertenecen por pertenecer a la Fuera Aérea Dominicana. El oficial pide que no les sean celebrados nueve días.

Mira el video AQUI