La visa EB-5 que permite vivir y trabajar en Estados Unidos

El gobierno de Donald Trump, muchos tipos de visa fueron cancelados, sin embargo, una de las que aún sigue funcionando es la visa EB-5, esta es una de las alternativas para poder ir a Estados Unidos a trabajar y vivir allá.

Con la visa EB-5 uno de los requisitos es que es que interesado en adquirirla debe invertir al menos 900 mil dólares en bienes raíces en un proyecto. En este debe generar empleo para 10 personas, con esto de inmediato tiene un pase a la residencia o la ciudadanía.

El director de de América Capital Markets, David Amaro, dice que esta visa trae a Estados Unidos capital y genera empleo todo a cambio de que le otorguen la Green Card.

En la recesión ocurrida hace aproximadamente 10 años, esta visa ayudó a que muchos proyectos fueran financiados. Por tanto, en medio de esta crisis sanitaria que ha parado la economía mundial especialmente la de Estados Unidos, podría ayudar a que las cosas mejoren.

“Al mismo tiempo, ayuda a las familias extranjeras a mudarse a los Estados Unidos para que los padres puedan trabajar y sus hijos puedan asistir a las escuelas de aquí”, agregó Amaro.

En el mes de junio Trump firmó una orden ejecutiva en la que varios tipos de visas fueron prohibidas, entre las que se han dejado de procesar se encuentra la visa H-1B.

“La Orden Ejecutiva significa que personas que están actualmente fuera de los EE.UU. no van a poder recibir una visa H-1B en su pasaporte hasta después del 31 de diciembre de 2020,” dijo James Gagel, quienes un abogado de emigración.

“Los titulares de una visa que ya están en los EE.UU. o con visas ya aprobadas están exentos de la prohibición, al igual que los trabajadores de la salud que se centran en tratar e investigar COVID-19 y aquellos que trabajan en la cadena de suministro de alimentos de la nación´´.

De igual manera la visa H-2B, se encuentra entras las prohibidas, la misma es para trabajadores a corto plazo en jardinería  y otros trabajos que no son agrícolas.

Tambien, la visa J Y la visa L, la cual es para transferir ejecutivos corporativos.

En la orden ejecutiva señala que alrededor de 20 millones de personas han perdido sus empleos, en áreas o industrias que generalmente los empleadores solicitan trabajadores que usan la H-1B Y L para ocupar dichos puestos.

“La entrada de trabajadores adicionales a través de los programas de visas de no inmigrante H-1B, H-2B, J y L, por lo tanto, presenta una amenaza significativa para las oportunidades de empleo para los estadounidenses afectados por las interrupciones económicas extraordinarias causadas por el brote de COVID-19.”, agrega