De mensajero a director general de Impuestos Internos

“Casi de todo” ha trabajado Luis Valdez Veras, director general de Impuestos Internos. En su juventud vendió maní tostado, posteriormente fue mercader junto a su padre en el Mercado Nuevo, entorno donde fue criado. Vendía limones, yuca… y vegetales. Solo son parte de las cosas que ha hecho para logar lo que hoy es.

Durante el año 1981 ejerció como mensajero por menos de un año. Allí aprendió a manejar el gravamen de Sucesiones y Donaciones en 1989, trabajo que llevaba conjuntamente con el negocio de su padre, que falleció en 1986, cuando asumió esa responsabilidad en el Mercado Nuevo. Compraba vegetales en Constanza cada semana y los revendía.

Fue maestro durante 10 años, político, artista cultural y…mensajero en la institución que hoy dirige.

También fue director de rentas municipales en el Ayuntamiento del Distrito Nacional, trabajó como asesor presupuestario de la Presidencia mediante contrato con el BID, entre otras actividades políticas como la dirigencia de su partido en la Circunscripción 3, de donde han salido varios congresistas.

Hoy, el nuevo director de la general de Impuestos Internos (DGII) del Gobierno del presidente Luis Abinader Corona, se siente optimista en la casa que conoce desde que operaba como Impuesto Sobre la Renta y había que llevarle al entonces presidente Joaquin Balaguer todas las notas de recaudo diario de las 19 agencias locales de rentas del país, las cuáles él llegó a realizar “a puño y letra”.

Reconoce que cada uno de los lugares y puestos donde laboró fue una universidad de conocimientos que lo capacitaban para los retos futuros que la vida le traería y hoy mirar a tras se llena de orgullo al saber que con trabajo duro, honesto y sabio se puede logar.