Aumentan a 5 los fallecidos de una misma familia

La tragedia ocurrida tras la explosión de un tanque de gas propano de la planta de venta del mismo combustible, Coopegas ubicada en Licey Al Medio, provincia Santiago, el pasado sábado tres de octubre. Sigue sumando más dolor, hoy aumento a cinco los fallecidos de una misma familia.

Grismelda Padilla, de 12 años de edad. Es la nueva víctima de la explosión. La menor de edad presentaba quemaduras en el 65% de su masa corporal, según la dirección del Hospital Infantil Regional Universitario Doctor Arturo Grullón. Según los galenos hicieron todo los que estaba a su alcance para buscar preservar la vida de la menor pero que en últimas la niña ya no aguanto más y perdió la batalla.

Hay que recordar que por la misma explosión, Grismelda había perdido a sus padres, identificados como Juan de los Santos y Griselda Padilla, días atrás a raíz de las quemaduras que sufrieron. Una hermana de la menor también falleció y un sobrino, de 9 meses de nacido, quien murió el día de la explosión.

La comunidad se ha unido para que se haga justicia con los poderosos dueños del establecimiento de espendio de combustible perque según narran tenia y tiene en la actualidad muchas anomalías y fue por estas negligencia que hoy el número de fallecidos continua creciendo.

Los moradores del lugar piden a las autoridades que quiten ese negocio de ese lugar porque tiene miedo que ocurra una catástrofe mucho mas grande. Dicen no dormir tranquilos por las tantas irregularidades que presenta la plata. Hasta el momento esa estación se mantiene cerrada pero aún no se ha emitido una orden de cierre definitivo.